Paseando con Gaudí

vidriera GaudiExposición ubicada en el Museo Diocesano de Barcelona, al lado de la catedral, gracias a la participación de Gaudí Projects entre otros.

Tienes la posibilidad de conocer más de cerca la capacidad creativa de este genio de la arquitectura del S. XX. A través de sus salas descubriras piezas originales y maquetas y creaciones digitales únicas.

La exposición nos muestra 4 aspectos de su vida y su obra: las Influencias recibidas, los mundos de Gaudí, sus obras maestras y su legado.

En este Post hablaremos de las dos primeras:

Influencias:

Su padre, un artesano que elaboraba ollas. Su madre una fervorosa religiosa. La delicada salud de Gaudí, le obligó a guardar reposo en su casa. Esto le permitió, sentir un profundo respeto por los artesanos, aumentar y afianzar su fe religiosa y por último a desarrollar una gran paciencia y dotes de observación sobre el trabajo de su padre y las estructuras geométricas y sobre la naturaleza con su luz y belleza.

Su curiosidad por el arte y el hecho de nacer en el Mediterráneo le llevó a descubrir, admirar e inspirarse en las culturas orientales del mundo árabe y Egipto, en el arte griego y romano y en el gótico. En el Mediterráneo la luz solar se refleja en 45 grados lo que permite iluminar los objetos sin deformarlos, lo que era perfecto según Gaudí para las artes plásticas.

Su época, el renacimiento de la Cultua catalana influyó en sus símbolos presentes en sus edificios. El compositor Vagner le influyó en la valoración del arte como una obra total. La industrialización le obligó a crear para y por el pueblo: fabricas, colonias e iglesias.

Los mundos de Gaudí:

Dijo: “Donde hay color hay vida y donde hay vida hay arte”. El entorno, luz y paisaje, siempre influyó en sus obras y se vieron representadas en ellas. Por ejemplo en el solar de la casa Vicens había palmeras y flores amarillas: se observan las hojas de palmera en las puertas de forja y las flores en la cerámica que cubre las fachadas.

Gaudí hablaba de que el arte Gótico estaba a medio hacer y sus discípulos lo consideraron el perfeccionador de este arte medieval que también se inspiró en la naturaleza. Se inspiró en sus cristaleras que perfeccionó ampliando la gama de colores básicos, mejorando su opacidad y adoptando nuevas formas que se adaptaban para conseguir que la luz entrase por ellas durante toda la evolución del día. También se inspiró en Tifanny en Nueva York.

La línea curva era la perfección de las líneas continuas. Simplificaba la construcción y la luz le otorgaba belleza y armonía. Para las formas curvas que adoptaban sus edificios, Gaudí quiso hacer uso de la cerámica y crear mosaicos. El mosaico clásico conocido hasta entonces no le servía. El necesitaba una segunda piel, como el camaleón, para mutarse y mimetizarse con la naturaleza: el Trencadis. Una técnica moldeable, creativa, llena de color, sostenible (reciclado de materiales) y nada superflua.

Su gran fe, hace que quiera ofrecer a Dios su gratitud por haber creado la naturaleza. Símbolos religiosos que aparecen en todas sus obras. Vida humilde y de sacrificio que hace que nazca en él una gran conciencia social que reflejó en la voluntad de hacer una iglesia para el pueblo y por el pueblo: La Sagrada Família.

Vivió en la época del renacimiento de la cultura catalana: La Renaixença. Su gran amor a la historia y cultura catalana llenó de símbolos su arquitectura: dragones y columnas del jardín de las Hespérides de la Atlántida de Jacinto Verdaguer;  en el Palacio de Bellresguard en homenaje romántico a la Corona y a la bandera catalana encontramos senyeres y coronas de 5 puntas.

Inmerso en la industrialización de la época quiso recuperar al artesano y el trabajo colaborativo del arte Gótico, creando los primeros coworkings en el s XX. Decía que “nadie es inútil, todo el mundo sirve. Lo único que hay que hacer es saber para qué sirve cada uno”. Fue el arquitecto de la modernidad y construyó en Mataró la primera fábrica propiedad de los trabajadores. La Colonia Güell, más tarde, para mejorar la vida de los trabajadores. Tal era su fe en la justicia social.

12274347_1216815568335462_1817862833273701754_nLa naturaleza, la gran influencia de Gaudí: una piña abierta le sirvió de base para explorar las formas arquitectónicas que debían adoptar las vidrieras de sus iglesias.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s